Estás aquí
Home > Noticias > ¿Cerrarán los locales del Eje del Buen Vivir?

¿Cerrarán los locales del Eje del Buen Vivir? No calificado aún

Los concesionarios de comida que se encuentran en el pasaje que conecta al Teresa Carreño y el Museo de Ciencias deberán salir de allí este domingo. Sin embargo, el ministro de la Cultura asegura que ampliarán el horario y la calidad del servicio.

Hace poco más de tres años el Ministerio de Cultura, a través del Instituto de las Artes y el Espacio (Iartes), inauguró con bombos y platillos el “Eje del buen vivir“, un espacio ubicado entre el Teatro Teresa Carreño y el Museo de Ciencias, frente a la Unearte, que resulta una suerte de escondite cultural. En aquel entonces fue inaugurado como “un espacio para disfrutar, liberado, lleno de cultura, lleno de vida y de actividades” como lo dijo Jacqueline Faría, en su momento jefa de Gobierno del Distrito Capital y ahora candidata por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Allí, los jóvenes aledaños a la zona, entre ellos los estudiantes de la universidad, se acercan desde entonces para disfrutar de la oferta gastronómica y la variedad de opciones para el disfrute nocturno que ofrecen los ochos locales que integran el eje.

La opción recreativa fue concebida para funcionar de martes a domingo de 4 pm a 10pm (al principio era hasta la medianoche, pero la inseguridad fue acortando el horario). Un buen café, un helado, comida tradicional, una suculenta paella o una buena variedad de cocteles aliñados con jugos y hierbas, caracterizaron a lo largo de este período una oferta de entretenimiento que contó con muchos adeptos en la capital.

El espacio, concebido para el rescate del compartir nocturno en la ciudad, se inició con ciertas irregularidades, como el expendio de licor sin permiso alguno.

Sin embargo, ahora no se sabe si el “Eje del Buen Vivir“, tal y como se conoció en este tiempo, seguirá funcionando después de este domingo 2 de agosto. Esta semana, el Iartes, presidido por Morella Jurado, le notificó a los ocho locales que prestan servicio, que deberán desalojar porque de lo contrario serían multados hasta con 100 unidades tributarias (15.000 bolívares).

Cuando hicieron la construcción de estos espacios, la concesión fue, en un principio, de un año. Luego fue alargándose el período. El año pasado teníamos un contrato hasta el 2016, pero vino una nueva administración y nos impuso otro contrato por un año, que se vence este 31 de Julio“, explica María de los Ángeles Querales, quien junto con Yamila Grioni es la dueña de Cofunga, uno de los locales que se encuentran a la entrada del eje.

Querales y Grioni se quejan, como otros encargados, de que la medida de desalojo fue intempestiva y les fue expedida este martes, lo cual los obliga a marcharse del lugar de manera abrupta.

A pesar de las denuncias de estos concesionarios, el ministro de la Cultura, Reynaldo Iturriza, desmintió, vía Twitter, la versión del desalojo: “No sólo es falso lo del cierre del Eje del Buen Vivir. Ampliaremos el horario de atención al público y mejoraremos la calidad del servicio“, escribió en su cuenta (@Reinaldol) la noche del miércoles.

Sin embargo, pese a la afirmación del ministro, este jueves en la noche la incertidumbre reinaba entre los dueños y trabajadores de los ocho locales. De hecho, trascendió la información de que altos funcionarios, encargados del Eje, fueron removidos de sus cargos.

¿Los motivos?

Según sostienen los dueños de Cofunga, el ente encargado de los espacios, Iartes cambió de directiva después de establecido el “Eje del Buen Vivir“. Al parecer, estos nuevos directores decidieron no renovarles la concesión.
Alegan que hay drogas en la zona, insalubridad, y que no hay permisología. Además dicen que estamos morosos“, señala Grioni.

Dichos señalamientos son rechazados por estos dueños, quienes alegan estar solventes con los 11.200 bolívares que pagan de alquiler mensual.

Respecto a los permisos para la venta de alcohol, Querales y Grioni coinciden en el hecho de que el Ministerio de Cultura, desde un principio, quedó en tramitarlos. Sin embargo, como ellos lo señalan, “todo esto quedó en promesa“.

Una de las responsables de un establecimiento admite que se trata de un parque “y en los parques no está permitido vender alcohol. Sin embargo, nosotros no creamos esto“, confiesa quien en su espacio vende tragos de licor (vodka, cocuy, ron, mojitos, sangría, etc).

De cara a la inseguridad, las tres consultadas aseguran que se trata de una tema-país, aunque admiten que los espacios oscuros de la Plaza de los Museos han alimentado la delincuencia en los últimos años.

¿Y ahora qué?

Según explicaron los afectados, la directiva del Iartes les informó que se llevará a concurso nacional las nuevas concesiones. “Ellos dicen que van a hacer un concurso, pero creemos que eso ya está arreglado, que ya tienen a su gente. Es evidente“, dice Grioni.

Nosotros somos revolucionarios totales. Pero esta es una práctica cuarta republicana total. En socialismo, no se pueden resolver los problemas así“, sentencia Grioni.

La medida de cierre de los locales podría hacer que casi 60 trabajadores pierdan su empleo.

Califica esto

Comments

comments

Top